viernes, 27 de junio de 2014

Relatos incompletos - Historias sin finales ni principios, finales y principios sin historias

Y se quedó mirando de soslayo para que nadie notara la humedad de sus ojos, cómo dejaba atrás el puerto el enorme buque que no regresaría jamás.