domingo, 31 de julio de 2011

La lágrima roja


Hola, Libromaníacos.
Hoy quiero presentaros este relato sin final (aún) que he hecho hace tiempo, dadme vuestra opinión. 
¡Espero que os guste!              


                       La lágrima roja


Siempre quiso enamorarse. Pero nunca lo había logrado. Su corazón era duro como una roca y oscuro como el carbón. Y como no, si era una asesina.

Un reloj dio doce campanadas. Ella contemplaba fijamente la copa de champán mientras él se entretenía jugueteando con un hilo suelto del sofá. Esa escena le recordaba a las noches de cena en cunjunto con su familia, pero no se apiadó. Era la hora:
Con un cuchillo de hoja fina cortó un trozo de alféizar de madera podrida y con el mismo trazó un círculo alrededor del cristal medio roto de la ventana, consiguiendo un perfecto filamento de cristal que le serviría para atravesar la piel de cualquiera de los dos en cuanto se acercara a ellos. Entonces trazó otro círculo sobre el cristal y consiguió que este rompiera, pués era demasiado fino y tenía una calidad muy baja. Al romper en pedazos, el cristal hizo mucho ruído fuera, pero por suerte no llegó a los oídos de los enamorados. Felices. Sonrientes. Que isfrutaban de una velada romántica junto al fuego. Pero el encargo que le habían echo le proporcionaría más dinero de lo que estes le podían dar si se apiadase de ellos. Y  así sería.

No lo pensó dos veces, con un guante de goma se agachó para recoger una piedra de los alicerces de la casa y,  acto seguido, la tiró al círculo que había trazado sobre el cristal.
Basta de contemplaciones, basta de intentar no levantar el más mínimo ruido.
La piedra calló con estrépito rompiendo por completo el cristal, llenó de cristales el suelo de madera destartalado.
Las copas cayeron de sus manos y, sobresaltados, sus caras mostraron un color pálido como el de la piel de un muerto.
 Lucía saltó a la casa y, antes de que reaccionaran, lanzó un cuchillo despiadadamente al corazón (directamente) del hombre. Después hizo lo mismo con la mujer, que, sollozando, había corrido hacia el chico que yacía junto al fuego de la chimenea.

Esta es la historia de la asesina que amó, pero no fue amada. NUNCA.
Y por ello decidió cambiar su vida POR COMPLETO.

Era una mañana soleada, una suave brisa que chocó contra su ventana la sacó de su sueño.
 Aún sintíendose como dormida, se desperezó lenta y costosamente, soñolienta.
Ese día iba a ser el peor de su vida. Pero ella no lo sabía.

Aquel día, sin que lo supiera, mataron a aquella persona a la que amaba, pero nunca supo si fue un amor correspondido…¿O tal vez sí?


2 comentarios:

Lilian dijo...

preciosa ya estas afiliadaaa!!!!tus 2 bloggss por cierto!!!! muy misteriosa la historiaa!!!! tiene muy buena pintaaa!!! la seguiras???? Yo quieroooooo >.< jajajjajaj xD un besitooo muyyyy grande!!!

Lectora dijo...

Guau guau guau guauuuuu como me gustaaaa!!!!! Me encantó , se nota que tienes talento para escribir :)
A ver si un día nos vemos ¬¬
Besosss , Lectora.