miércoles, 31 de diciembre de 2014

Año Nuevo

Despido al año viejo y saludo al que llega, y sobre todo con alegría y con esperanza. Porque miles de deseos quedan por cumplirse y esperemos que otros tantos momentos felices se nos crucen por el camino, que como decimos en Galicia, maloserá, digo yo, que nos logremos ser felices, que 365 días son muchas horas, minutos y segundos, así que lo que hace falta no es tiempo, sino optimismo, y si algo he aprendido es que para alcanzar la felicidad los primeros que debemos buscarla somos nosotros mismos y sin depender de alguien que nos libre del oscuro abismo de la tristeza.

Así que mi deseo para este Blog para este año que está casi llamando a la puerta es que sea muy provechoso, y sobre todo le pido tesón y paciencia -y de paso algo de inspiración-, todo ello de vital importancia para mí para poder escribir más y mejor de lo que he hecho este año y que esto repercuta en vosotros, para que podáis disfruta leyéndome al igual que yo disfruto escribiendo para vosotros.

En definitiva, ¡que un próspero y venturoso año 2015 para todos vosotros, Libromaníacos!

Así que nos vemos el año que viene.