lunes, 16 de septiembre de 2013

Cumbres borrascosas


A Midsummernight's Nightmare | via Tumblr



RESEÑA

El señor Lockwood alquila una casa para pasar el invierno. Pero cuando llega, el enigmático propietario de la misma no lo recibe como esperaba.
De todos modos, el señor Lockwood alquila la casa, y acaba pasando más tiempo del que pensaba, pues a causa de las condiciones atmosféricas en esos parajes enferma. Allí, el ama de llaves, Nelly, se encarga de los cuidados del enfermo, y para satisfacer su curiosidad le cuenta la impactante historia del señor Heathcliff, principalmente porque fue testigo de su vida completa.

Entre páramos y un paisaje desolador, bajo un cielo eternamente gris y completamente alejada de la población, se encuentra Cumbres Borrascosas, hogar de la familia Earnshaw.
Allí crece Catherine, alejada de niños de su edad exceptuando a sus únicos vecinos, la familia Linton, que habita la Granja de los Tordos.

Las vidas de los habitantes de la casa siguen un curso normal, monótono, gris como el color que se repite en el cielo cada día hasta que llega un pequeño gitano de la edad de Catherine abandonado en las calles de Liverpool sin nombre ni apellidos, por lo cual el señor Earnshaw decide acogerlo y darle un único nombre: Heathcliff.

Heathcliff y Catherine se hacen grandes amigos, y pasan su infancia de una forma algo asalvajada, dejando aflorar su naturaleza más apasionada, agresiva y salvaje sin permitir que nadie detenga sus impulsos y locuras.
Una vez mueren el señor y la señora Earnshaw, todas las propiedades pasan al hermano de Catherine, que trata Heathcliff peor que a un criado.
Sin embargo, gracias a la dejadez del señor de Cumbes Borrascosas y al verdadero desinterés por el cuidado de su hermana y de Heathcliff, ambos continúan su vida por los páramos alejada del resto de sus conocidos.
Heathcliff, quizás cansado del maltrato al que está sometido, quizás ansioso de probar suerte fuera de los límites de aquellas tierras, se marcha de su hogar, no sin antes escuchar parte de la declaración del amor de Catherine por él, mientras se lo cuenta la Nelly [Y, de paso, nos agasajan con unas de las frases más reconocidas de la novela de amor].


"Hay más de mí en él que en mí misma. Sea de lo que sea de lo que están hechas las almas, la suya y la mía son la misma."



Tres años después, sin previo aviso, una vez Catherine está casada con Edgar Linton y vive en la Granja de los Tordos, regresa Heathcliff, el hombre sin orígenes, dispuesto a atormentar y a llevar a la condena a aquellos que lo hicieron sufrir en el pasado, con unas ansias de venganza que nunca imaginaría nadie posibles en un ser humano, pero que concuerdan perfectamente con la substancia oscura y salvaje que corre por sus venas... y también por las de Catherine.
Dispuesto a causar el dolor y el fin de las dos familias, y movido por el odio hacia a los carceleros de su alma y su espíritu, pero sobre todo dispuesto a recuperar lo que nunca pudo ser suyo.






                                                                  * * *





Aquí os dejo algunas de las citas más relevantes del libro y que más aprecio.

"Mis grandes sufrimientos en este mundo fueron los sufrimientos de Heathcliff, los vi y los sentí cada uno desde el comienzo. El gran pensamiento de mi vida es él. Si todo pereciera y él se salvara, yo seguiría existiendo, y si todo quedara y él desapareciera, el mundo me sería del todo extraño, no me parecería que soy parte de él. [...] Mi amor por Heathcliff se parece más a la eterna profundidad de las rocas, es fuente de escaso placer visible, pero necesario. Nelly, yo soy Heathcliff, él está siempre, siempre en mi mente. No siempre como una cosa agradable, por supuesto, no siempre me agrado a mí misma."

"Aunque él la amara con toda la fuerza dosu mezquino ser, no la amaría tanto en ochenta años como yo en un día. Catherine tiene un corazón tan profundo como el mío: tan fácil sería meter el mar en aquella artesa como que todo el cariño de Catherine fuera acaparado por él."

"¡Ojalá despierte entre tormento! Sí, mentiste hasta el final, Catherine Earnshaw, Dios quiera que no descanses mientras yo viva! Dijiste que yo te maté! Pues sígueme! Como las víctimas persiguen sus asesinos, sígueme! Si hay espíritus que andan errantes por el mundo, quédate siempre conmigo, toma cualquier forma, vuélveme loco! Pero, por favor, no me dejes en este abismo donde no puedo encontrarte! ¡Oh, Dios mío! ¡¿Cómo decírtelo?! No puedo vivir sin mi vida, ¡No puedo vivir sin mi alma!"


OPINIÓN PERSONAL

Algo sorprendente en esta novela es el carácter de los personajes. Si acaso ahora es un recurso anticuado y exagerado, pero tenemos dos carácteres opuestos: o bien los personajes son buenos en exceso, incluso llegando al punto de parecer bobos, o bien son malos, tan malos que provocan el odio y el rechazo del lector.

Esta obra es todo pasión y locura de los personajes, si acaso la segunda característica de las novelas góticas.
Contrasta el desenfreno de la obra y la historia apasionada con la idea que nos dan de su autora, a la que siempre presentan como la hermana más tímida y recluida de las tres hermanas tímidas y recluidas de la rectoría de Haworth que, además de destacar por su inteligencia que ahora calificaríamos como superdotada, escribieron algunas de las obras más famosa de la literatura, y son consideradas como las precursoras de la tradición literaria femenina.

Aquellos que leyeron Jane Eyre, de Charlotte Brontë, se darán cuenta de que es completamente distinto la Cumbres Borrascosas. Es un remanso de paz frente a un temporal mar adentro. Y para que conozcáis el calibre de la pasión y voracidad de los diálogos y de como está escrita la novela, os remito a los fragmentos que seleccioné en la reseña.
A decir verdad, no está en mi mano dar una opinión de plena confianza respecto al libro como historia de amor, pues no tengo demasiada experiencia leyendo esta clase de libros. Por lo general, como sabrán los lectores habituales del Blog, las historias únicamente de amor peligran con poder llegar a aburrirse.
Sin embargo, en este caso, no fue así, ni mucho menos. De hecho creo que a nadie le puede llegar a aburrir en ningún aspecto esta novela. Por algo es una de las novelas románticas por excelencia, si no a que más.





Datos:
Título: Cumbres borrascosas
Autora: Emily Brontë
Editorial: Círculo de lectores
Clasificación: Novela gótica, romántica.
Calificación: 5/5






Libromaníaca.